El seguro de responsabilidad civil profesional protege a quienes brindan servicios profesionales cuando estos enfrentan reclamaciones o demandas económicas derivadas de errores u omisiones que causan daños a sus clientes, en el ejercicio de su profesión. El objetivo es que el profesionista que cuenta con este seguro, pueda hacer frente a las consecuencias de alguna negligencia o daño involuntario que cause. El seguro entonces, responderá reparando el daño que se haya causado a un tercero, hasta el límite que se haya pactado en la póliza, además de contar con los gastos de defensa respectivos que normalmente son hasta por el 50 por ciento del límite de la póliza.

Quién necesita un seguro de responsabilidad civil profesional

Todo aquel profesionista que está expuesto a cometer un error, negligencia, o deba responder por la acción de alguien de su equipo o incluso por alguna omisión o falla de algún estudiante que esté realizando prácticas profesionales con él, puede contar con un seguro de rc profesional.

El no contar con esta póliza pone en riesgo su patrimonio e incluso su cédula profesional.  El riesgo existe y es mejor estar asegurado.

Entre los profesionistas que deben contar con un Seguro de RC Profesional, están entre otros, los siguientes:
– médicos;
– abogados;quien-necesita-el-seguro-de-responsabilidad-civil-profesional
– asesores fiscales;
– jueces;
– funcionarios públicos;
– arquitectos;
– ingenieros;
– contadores;
– hospitales y clínicas;
– agentes de seguros;
– agentes inmobiliarios;
– corredores de bolsa.

Un ejemplo práctico del uso de este seguro es negligencia médica por error en el diagnóstico de un paciente, olvidar material quirúrgico dentro del mismo y los riesgos que pueden correr sobre todo aquellos que practican cirugías o anestesia; o en el caso de un abogado, no examinar de manera correcta una sentencia en perjuicio del cliente o dejar pasar el plazo para presentar un recurso.

Por qué debería contratar un Seguro de RC Profesional

La realidad muchas veces nos supera y es un hecho que aún y cuando sea muy responsable en su actividad profesional, no se puede descartar el hecho de que se causen daños personales, materiales y consecuenciales a los clientes.

Entre las ventajas de contratar un seguro de responsabilidad civil profesional están:
– Respaldo económico para cubrir la indemnización por daños, perjuicios y daño moral consecuencial.
– Gastos de defensa.
– Responsabilidad civil legal por sus empleados y trabajadores.

Algunos consideran que solo quien tiene un riesgo muy alto es quien debe contratar este tipo de seguros (como los cirujanos, por ejemplo) pero considerando que el 100 por ciento de quienes otorgan servicios –y la gente que está bajo su supervisión- están expuestos a causar daños aun y cuando sean involuntarios, lo mejor es contar con protección ante este tipo de eventualidades.

Si desea más detalle o una cotización de este seguro, ¡contáctenos! Tenemos la solución a cualquier seguro que necesite.

info@protecint.com